Nada en la Maleta

Aprendiendo a vivir

Eres tan grande, que puedes recrear toda una vida

| Sin comentarios

Cuántas oportunidades de aprender, a cada paso y en cada situación.

Querido amigo, hoy te escribo para contarte algo que creo será útil en tu nueva Escuela. Me pediste que te relatara mis vivencias, que fuera tus sentidos en el exterior, y ese sigue siendo el propósito.

A lo largo de mis viajes, y aún más, en la experiencia de mi vida anterior, he podido observar cómo nos mantenemos aferrados a lo que nos rodea, tratando de no perder lo que con tanto esfuerzo hemos conseguido, olvidando, poco a poco, la gran capacidad de creación que tenemos.

Empleamos nuestra energía en conservar lo que hemos creado, incluso aunque ya no nos produzca la misma satisfacción, y cambiamos nuestra propia imagen de creadores por la de cuidadores, de reyes por la de súbditos.

Sufrimos por la pérdida de aquello a lo que estamos apegados, y nos apegamos porque hemos olvidado lo que podemos crear, aquello de lo que somos capaces.

Toda pérdida conlleva un duelo, un pequeño o gran dolor, pero el sufrimiento es algo aprendido.

Ayudemos a los niños y a los no tan niños a afrontar sus miedos, porque aquél que los supera siempre obtiene un regalo mayor.

Ayudemos a ver que aprendan a crear y luego soltar, para que recuerden que pueden hacerlo tantas veces como quieran.

Ayudemos a recordar cuál es su verdadero poder.

Cada experiencia nos lleva al descubrimiento de nosotros mismos. Cada paso, cada reflexión. La vida no es estática. Está deseando que creemos algo nuevo, algo distinto. Que dediquemos nuestra energía a innovar, a expandirnos a nosotros mismos.

Si te has aferrado a algo, suéltalo. Ámalo y déjalo marchar, si así lo desea. La energía que necesitas para sostenerlo es mucho mayor que la de crear algo nuevo.

Y si te cuesta, pregúntate: ¿qué temes?

Cuando las cosas se desprenden de nosotros es porque ya cumplieron su función. Es hora de crear algo nuevo, algo más acorde con quiénes somos y lo que hemos avanzado, aprendido, evolucionado. Algo mejor para nuestra forma de vivir, pensar y sentir actual.

Querido amigo, bien sabes todo lo que tuve que soltar. Ahora, cuando veo a la gente aferrarse y sufrir, no puedo más que darme cuenta de que no recuerdan lo grandes que son.

Ve y cuéntales nuestra historia. Muéstrales cómo volvimos a nacer.

Ayúdales a recordar.

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.