Nada en la Maleta

Aprendiendo a vivir

Arena y sal

| Sin comentarios

Querido amigo, hoy te escribo para comunicarte que una nueva aventura ha comenzado.

Vuelvo a estar frente al mar, mucho antes de lo que esperaba.

De nuevo, mis pies sienten la arena y el aire huele a sal.

El mundo guarda hermosas sorpresas.

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.