Nada en la Maleta

Aprendiendo a vivir

La versión de ti de mayor éxito

| Sin comentarios

Querido amigo, hoy estoy de nuevo frente al mar. El agua está tan limpia que el fondo se distingue hasta el detalle. Me ha sorprendido.

De mi último viaje traigo un regalo muy especial. Algo que nos va a ayudar a ambos. De hecho, a mí ya me está sirviendo.

Allí, en «el otro lado», dicen que es la clave de la creación.

Quizá lo sea. Sus palabras y sus miradas son siempre tan claras… tan sinceras… y su ayuda nos ha venido siempre tan bien que pienso que éste será uno de los pasos trascendentales. Así lo siento.

Llevo ya 2 días practicando, y la sensación es tan especial que no podía dejar pasar más tiempo sin compartirlo contigo.

Dicen que somos todas las versiones de nosotros mismos que podamos imaginar. Que todas son posibles, y todas están al alcance de nuestra mano.

Nosotros decidimos, me explican. Decidimos en cada momento cuál queremos vivir, y lo hacemos a través de la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Me preguntan: ¿que imagen tienes de ti?

Y, claro, yo me quedo un rato mirando, escuchando, observándome, y me doy cuenta de que esta imagen me trae unos cuantos sinsabores y también unas cuantas dudas. ¿Cuándo cambié la idea que tenía de mí?

Afortunadamente, antes de que me sumerja en un torbellino mental analizando quién soy y cómo hago las cosas, quizá por la expresión de mi rostro, toman mi mano y me calman.

Veo sus ojos, mirándome, y una pregunta llega a mi mente: ¿cuál es la mejor versión de ti misma que puedes imaginar? ¿puedes verla? ¿puedes verte con éxito, disfrutando de tu vida y haciendo lo que te gusta?

Hay una versión de ti que ya tiene todas las respuestas, a la que la vida le sonríe, que sabe qué hacer y cómo hacerlo.

Puedes preguntarle cómo lo hace. Puedes hablar con ella. Mejor aún, puedes Ser ella, porque ella eres tú, no es alguien separado. Es la versión de ti que puedes elegir vivir, aquí y ahora. ¿Puedes sentirla?

Y según me dicen esto, la veo, la siento. Sí. Sé quién es. No necesito irme a otro lado. Ella está aquí. Soy yo. Viendo y viviendo la vida con una perspectiva diferente.

Esa versión de mí sabe cómo vivir. Sabe aprovechar su vida. Pase lo que pase. Sabe comunicarse, sabe sacar partido a lo que  hace. Ve las oportunidades y sabe hacia dónde dirigirse. Sabe el valor que tiene y el valor de lo que hace. Sabe conectar y sabe dar lo que es útil para otros.

Y, lo más importante, lo veo, lo siento, Soy Yo.

Es un sentimiento poderoso. Cuanto más la dejo ahí, cuanto más la observo en mí, cuanto más la siento, más claro se vuelve todo.

De pronto, sé qué hacer, dónde ir.

No me cuestiono cómo lo sé. Simplemente, es así.

La dejo ser, la dejo actuar en mí, y todo se vuelve fácil. Ya sé qué hacer.

Pruébalo, querido amigo. Es un regalo. Aquí te dejo las pautas que me dieron, para que todos las podamos aprovechar:

  1. Observa qué imagen tienes de ti (pero no te entretengas mucho en ella). No mires hacia atrás, sino al presente o hacia delante, y observa lo que ves.
  2. ¿Es la imagen de una persona de éxito, con «buena estrella», que vive y aprovecha su vida?
  3. Si no lo es, ¿cómo es la versión de ti que sí es así? ¿puedes verla?
  4. Has de saber que tú eres todas las versiones, y que puedes elegir entre ellas. No hace falta nada, ni aprender, ni encontrar… nada, sólo elegirla.
  5. Ahora, siéntela. Siéntela en ti. Siente cómo vive esa versión de ti. Qué hace, dónde va, cómo vive su vida, cómo se siente por dentro.
  6. Mantén esa sensación. Eres Tú.
  7. Mantén la sensación al despertar, al acostarte, en cada ocasión en que te mires o mires tu vida. Sueña despierto. Elige esta versión cada vez que pienses en algo, cada vez que tengas que elegir algo. Si la rutina te ayuda, dedícale 5 minutos al despertar, 5 minutos al acostarte y 1 minuto cada hora y ve incrementando cada día, aunque, para mí, ya es cada momento. Me gusta tanto…
  8. Deja que fluya. Deja que esa versión te hable, pero sin forzarla. Sólo siéntela. Deja que esté contigo. Déjala ser tú. Permítete ser ella.

Querido amigo, ponlo en práctica lo antes posible. Me dicen que el éxito sólo depende de mi visión de mí misma, de sentir todo lo que ya soy y ya tengo. A mí me esta trayendo grandes oportunidades y mucha comprensión.

Ponlo en práctica y dime qué ocurre. Estoy deseando leer tu experiencia.

0 comentarios

Deja una respuesta

Los campos requeridos estan marcados con *.