Nada en la Maleta

Aprendiendo a vivir

Cada día una nueva sorpresa

| 0 Comentarios

Querido amigo, hoy he recordado una nueva sensación que había olvidado.

Mi salto al vacío soltó muchos recuerdos. Me alegro de haber recuperado éste.

Para realizar cualquier acción, cualquier proyecto, es importante que nos sintamos cómodos en él, que sintamos que estamos en nuestro papel, sacando nuestro potencial.

Hay un rol que adoro, que me encanta realizar. Cuando estoy en él, todo se vuelve fácil para mí, fluido. Las mismas tareas cobran un sentido diferente. El que yo le doy.

Lo que me había mantenido en vilo estos días era esa sensación de no acabar de encajar las piezas mayores: el sentido y mi papel. Sí, me dijeron que encajarían solas, y así lo creo. No lo busco, sólo llega.

Sólo me he mantenido sintiendo, escuchando y dejando espacio.

Y hoy, en un instante, una revelación. Qué maravilloso sentimiento cuando lo he visto. El recuerdo, la claridad de visión, todo.

Querido amigo, sé cuál es mi forma de comunicarme, de colaborar, de compartir. La que más resuena conmigo, aunque haya muchas válidas.

Cada día trae una sorpresa nueva.

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.