Nada en la Maleta

Aprendiendo a vivir

Aún eres tú mismo/a

| 3 Comentarios

Querido amigo, hay una visión de ti que debes probar. La de tus mejores recuerdos.

¿Recuerdas las veces que fuiste tú y todo funcionaba?

He visto en este camino ocasiones en que revisar la oscuridad se convertía en no ver ya otra cosa.

Pero no es lo único que hay.

Quizá, por cada encuentro con nuestra sombra podríamos tener otro con nuestra luz.

Quizá, cada vez que recordemos algo que vivimos con sufrimiento podríamos recordar otro que vivimos con alegría.

Quizá no se trata de revisar todo lo descolocado, pues no hay nada fuera de lugar, sino, simplemente, de revisar y soltar.

Vivirlo todo, la sombra oculta y la luz visible. Porque somos todo.

Recuerda los momentos en que fuiste tú, en que te sentiste ilusionado, en el que hacías lo que querías, en que te sentías pleno.

No importa si fueron muchos o pocos, largos o cortos. Sólo elige aquellos en los que te sintieras tú mismo, porque aún eres tú. Esa es tu brújula.

3 Comentarios

  1. Alaa es precioso *-* de verdad,me encanta tu blog

    • ¡Gracias, Sandra!

      Leí lo que pusiste en el tuyo. Yo pasé una adolescencia dura pero decidí apostar por la vida y después descubrí que hay cosas muy hermosas en el mundo y en nosotros. Sólo cree en ti 🙂

  2. Cuanta razón tienes!!! 🙂

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.