Nada en la Maleta

Aprendiendo a vivir

Atrévete a ser tú misma

| 3 Comentarios

– ¿Dónde está el límite entre hacer las cosas porque lo deseas o hacerlas para conseguir algo? ¿cómo lo puedo reconocer?

– Piensa en que no conseguirás nada con ello. ¿Lo seguirías haciendo?

– ¿Es la misma cuestión que “imagina que no tuvieras miedo”?

– Sí. Como si lo único que fuera importante ganar es la experiencia. Incluso, la experiencia de que no acuda nadie. Incluso la de que, si acuden, ellos no obtengan lo que esperan o no sepan reconocerlo. Que no lo valoren y, por tanto, no te recompensen con un gracias.

– ¿Y qué hago con lo que creo que necesito? Si estoy pensando en eso, me resulta más difícil ponerme a hacer cosas sólo por que me gustan. ¿No podrían ser las dos cosas a la vez?

– ¿Qué sientes tú?

– Creo que no puede ser incompatible hacer lo que te gusta y vivir mal. Siento que hay algo que no me cuadra cuando hay tantas reglas sobre cómo hacer las cosas.

– ¿Dónde están esas reglas?

– No lo sé. Cuando oigo a la gente hablar sobre ello me lío más. Que si el dar y recibir, que si no hacer nada… Pero no puedo creer que tengamos que ser algo que no somos para que “las cosas funcionen”. Sólo es que a veces me doy cuenta de que mi motivación para hacerlas es conseguir algo y, si no lo consigo, dejan de interesarme.

– Esa es también una interesante experiencia. ¿Ves algún inconveniente en hacer cosas para conseguir un objetivo?

– No realmente… me parece bastante normal. Pero dudo sobre si es algo aprendido. Antes me salía casi todo lo que intentaba; ahora es justo al revés. Quizá porque “no lo intento lo suficiente”. En general, siempre he tenido la sensación de tener que trabajar mucho para conseguir las cosas, pero no me importaba trabajar. Al final, el resultado merecía el esfuerzo. Ahora ya no lo sé. Mi sentimiento interior me dice que todo es sencillo, que no es necesario esforzarse tanto, y por eso no quiero “intentarlo más”, pero es como si no acabara de encontrar la forma práctica de lo que siento.

– Lo más sencillo es lo que no hay que encontrar, lo que ya está ahí. No busques nada. Ya tienes todo. Simplemente, atrévete a sacar la grandeza que contienes. Atrévete a ser tú misma.

3 Comentarios

  1. A veces la grandeza está tan escondida debajo de capas y capas que ni sabemos que existe, buscando fuera algo que nunca encontraremos. A no ser que limpiemos nuestro polvo, y como dices, ahí descubrimos, ahí está… Un beso!

  2. To make the most out of ourselves? Good idea. 🙂

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.